Elevadores Verticales

Elevadores verticales: todo un mundo de posibilidades

Los elevadores verticales son una solución práctica para solucionar problemas de accesibilidad en acceso a edificios o viviendas, ya sean públicos o privados, y en chalets o viviendas unifamiliares. En función de nuestras necesidades podemos elegir entre un elevador vertical para pequeñas alturas, de hasta 3 metros aproximadamente, o un elevador para grandes alturas, que puede llegar a cubrir una altura de hasta 15 metros.

Elevador Vertical Portátil

Una solución práctica y sencilla para pequeñas alturas

Existe una amplia variedad de modelos de elevadores, que ofrecen una gran diversidad de configuraciones y de posibilidades: para exterior o interior, con o sin hueco de obra, con cabina cerrada o acristalada, sencillos o con estética personalizada. Su diseño no tiene límites.Respecto a otras opciones como las sillas o plataformas salvaescaleras presentan considerables ventajas en cuanto a su sencillez de manejo, así como a la capacidad de carga. Los elevadores permiten dejar libres las escaleras de acceso habitual, permitiendo su utilización sin ninguna variante hasta el momento. A su vez, permiten una carga superior a las sillas salvaescaleras o plataformas, ofreciendo una plataforma de estacionamiento más amplia, de un acceso permanente más accesible, sin necesidad de una intervención o espera por parte del usuario.

Si simplemente buscamos un elevador vertical para sillas de ruedas o si necesitamos de un elevador para personas con movilidad reducida, los elevadores pueden ser una opción a tener en cuenta.

¿Que es un Elevador Vertical?

Los elevadores verticales son una solución de accesibilidad a través del desplazamiento vertical de una plataforma, que permite salvar desniveles de hasta 15 metros de altura, permitiendo establecer paradas intermedias, si a sí se requiere.

A día de hoy, el desarrollo tecnológico de nuevos y más completos elevadores, permiten una amplia gama de posibilidades y configuraciones en función de cada necesidad, y de un nivel de carga muy grande.

Permiten no solo el desplazamiento de personas o carga en el propio elevador, si no que también, admiten sobre su plataforma el desplazamiento de personas en sillas de ruedas o sillas de ruedas eléctricas.

¿Elevador vertical o ascensor?

Aunque podamos tener el concepto de asimilar un elevador con un ascensor, no tiene por que ser igual, sobre todo si hablamos de elevadores para casas. Existen elevadores semiportátiles que pueden ser instalados sin obras como el elevador Liftboy. Ideales para edificios públicos como cines o teatros, chalets unifamiliares o casas individuales, en los que de manera rápida se consiguen dar solución a los problemas de accesibilidad. En esta misma línea de elevadores encontramos los elevadores Asama, Liliput, o los elevadores Makalu. Aunque estos equipos están pensados para pequeñas alturas, sus funcionalidades, posibilidades, capacidad de carga, y facilidad de manejo son inmejorables, pudiendo ser una opción a tener en cuenta siempre.

A día de hoy, todo es posible, y cualquier necesidad o peculiaridad que necesitemos que cumpla nuestro elevador vertical puede llevarse a cabo:

  • Mando a distancia: Si necesitamos el accionamiento de nuestro elevador desde un lugar retirado de su ubicación, la instalación deja el pulsador en un lugar de difícil acceso, o sencillamente, por problemas de movilidad o autonomía de los usuarios que utilicen el elevador, podemos instalar un mando a distacia remoto, con el que poder accionar el elevador vertical.
  • Puertas accionadas eléctricamente: Es posible que podamos necesitar, fara facilitar aún más la autonomía de los usuarios del elevador vertical la motorización de las puertas, de esta manera, el elevador abrirá automáticamente la puerta al llegar al final de su recorrido superior o inferior, así como se cerrarán cuando se indique subir o bajar desde el interior del mismo.
  • Asiento plegable interior:Si queremos ampliar aún más el rango de personas que utilicen nuestro elevador, podemos instalar nuestro elevador con un asiento plegable en el interior, de esta manera, personas que no vayan en silla de ruedas, pero con movilidad reducida podrán hacer uso del elevador de manera más cómoda y segura.
  • Doble embarque:En muchas ocasiones, la arquitectura del edificio no permite realizar un embarque y una salida del elevador en la misma orientación, por este motivo, pueden realizarse las adaptaciones oportunas para que estas puedan realizarse a 90 grados (derecha o izquierda) o a 180 grados (trasera), de manera que nosotros podremos embarcar en el elevador y salir por uno de los laterales, o por la trasera, una vez finalizado el recorrido.
  • Elección de colores y carpintería: Sabemos de la importancia estética de los edificio, y por este motivo se ofrecen opciones de personalización en los colores más adaptados a los existentes, de manera que no rompa la estética existente.

Elevador Vertical

Instalación Sin apenas obras.

Si la barrera de accesibilidad a la que nos enfrentamos es de mayor envergadura, o mayor altura, debemos plantearnos un elevador más parecido a un ascensor. Entre este tipo de elevadores se encuentran los equipos Ecovimec y Algelift. Elevadores, que pueden llegar a una quinta planta y con un nivel de personalización, en función de las necesidades, nada que envidiar a ningún ascensor.

Con todo lo anteriormente mostrado podemos ver que la solución perfecta para nuestro problema de accesibilidad puede ser un elevador vertical. Una solución económica, sin  grandes obras para su instalación, con plena garantía en su funcionamiento y máxima seguridad.

Nuestra recomendación siempre será que nos permita conocer su situación y necesidades. Permítanos asesorarle y poder ofrecerle las mejores opciones disponibles. Nuestra mejor garantía: nuestras instalaciones y nuestros clientes satisfechos.

 

Videos Elevadores Verticales: